Se encuentra usted aquí

"La Antártida está en la base de la relación bilateral entre Argentina y Noruega", señaló el Canciller Faurie

07 Marzo 2018
Información para la Prensa N°: 
079/18

“La Antártida nos une y está en la base de nuestra relación bilateral. La República Argentina y el Reino de Noruega comparten una pionera vocación antártica. Estamos orgullosos de una tradición que se remonta a más de un siglo” aseguró el Canciller Jorge Faurie al dejar inaugurado, junto a sus Majestades el Rey Harald V y la Reina Sonja, un seminario conjunto sobre la historia común de nuestros países en el continente blanco.

El seminario, llamado “Noruega y Argentina: pioneros en la Antártida” se desarrolla en el Auditorio Manuel Belgrano de la Cancillería, donde también se instaló una muestra, que recorrieron previamente Faurie y los Reyes, con fotos y textos que describe la conexión antártica entre ambos países.

“Nuestra historia común tiene nombres heroicos y grandes gestas, como las de Julián Irízar y el Alférez Sobral, o como la de Roald Amundsen y la de Carl Larsen, todos reconocidos nombres antárticos. Sostenemos nuestra política antártica sobre la cooperación y la investigación científica, el uso pacífico de la Antártida y la preservación de su ecosistema”, explicó Faurie.

El Canciller recordó que Argentina y Noruega son “firmantes originales y protagonistas del sistema del tratado antártico, que comenzó hace más de medio siglo. Tenemos una visión común. Somos dos naciones que reafirman sus derechos históricos en la Antártida -no por nada llegamos en 1904 (Argentina) y en 1911 (Noruega)- pero  tenemos un compromiso con los valores del Sistema del Tratado Antártico y la preservación de la Antártida”.

Como ejemplo de cooperación bilateral Faurie destacó que la Argentina y Noruega presiden sendos grupos de trabajo en las reuniones consultivas (habrá una en mayo en Buenos Aires), y junto al trabajo conjunto del Instituto Antártico Argentino y del Instituto Polar Noruego se busca llevar adelante investigaciones que permitan comprender cómo está siendo afectada la Antártida, sus recursos, sus especies, y cuál es el impacto en otras regiones del mundo”.

El Rey Harald, por su parte, ratificó que “la conexión antártica entre Argentina y Noruega  en fuerte y de larga data”. Luego de una breve reseña histórica, el Rey explicó que hoy “logramos comprender mejor la biodiversidad de la Antártida” y su vulnerabilidad. “Dramáticos cambios en regiones polares dan señales de alerta” subrayó, y puso de relieve el esfuerzo, el trabajo científico y la responsabilidad compartida por Argentina y Noruega para cuidar la Antártida.

El Rey Harald V manifestó también su reconocimiento al valor y la perseverancia de los pioneros antárticos de ambos países, quienes cooperaron en varias ocasiones.

Sobre el final, se firmó un memorándumde entendimiento entre ambos países que sienta las bases para consolidar y profundizar la histórica cooperación antártica bilateral.

 

            ANTECEDENTES DE UNA HISTORIA COMÚN:

  •    Roald Amundsen, pionero antártico noruego, comenzó a escribir “Viaje al Polo Sur” (relato de su histórica expedición) en la estancia “La Carmen”, en la provincia de Santa Fe, en 1912.
  • Aquella expedición de Amundsen y su equipo, a bordo del navío Fram, conquistó por primera vez el polo en 1911.
  • El pueblo santafesino donde está esa estancia se llama “Christophersen”, y el nombre no es casual.
  • Pedro Christophersen había llegado a la argentina procedente de Tönsberg, Noruega, 40 años antes.
  • Ya en el siglo XX Christophersen era hombre de negocios, ciudadano argentino, y estaba casado con Carmen Delia de Alvear, nieta de Carlos María de Alvear, quien había ejercido el Directorio de las Provincias Unidas, en 1815.
  • La expedición de Amundsen agotó sus recursos y capital a poco de llegar a la Antártida. Fue Pedro Christophersen quien se hizo cargo de todos los gastos de la tripulación y del navío, dotando víveres y combustible.
  • En reconocimiento, Amundsen bautizó “Don Pedro Christophersen” a uno de los picos montañosos de la cordillera de la Reina Maud (Antártida); y Tierra de Carmen”, a una de las tierras descubiertas durante la exploración.
  • El 23 de mayo de 1912, ya conquistado el polo sur, Amundsen fue recibido como un héroe en Buenos Aires. Luego fue invitado a la estancia de Christophersen, donde comenzó a escribir sus crónicas.